6. "EL ESCRITOR OCULTO". Roman Polanski

TITULO ORIGINAL: The Ghost Writer
DIRECCIÓN: Roman Polanski
GUIÓN: Roman Polanski, Robert Harris (Novela: Robert Harris)
REPARTO: Ewan McGregor, Pierce Brosnan, Olivia Williams, Kim Cattrall.
GÉNERO: Thriller
AÑO: 2010
PAÍS: Francia, Alemania, Reino Unido.
DURACIÓN: 128 minutos.

Un escritor acepta a regañadientes el encargo de terminar las memorias del antiguo primer ministro británico Adam Lang, después de la muerte en un accidente de la persona que lo estaba haciendo. Para ello, se instala en una isla de la costa este de Estados Unidos. Al día siguiente de su llegada, un antiguo ministro acusa a Lang de autorizar la captura ilegal de presuntos terroristas y su entrega a la CIA, hechos que constituirían un crimen de guerra. El escándalo atrae a periodistas y manifestantes a la mansión de la isla donde se aloja Lang con su mujer y su ayudante personal. (FILMAFFINITY)


Ya he escrito muchas veces sobre el cine de Polanski. He utilizado palabras para describir su universo macabro y gris. Pero parece, que nunca es suficiente con el viejo inventor. Roman tiene una capacidad inagotable para depositarnos en mundos extraños e irreconocibles, quizás como nadie en la historia del cine (tal vez Hitchcock y por aliteración, su más ferviente discípulo, François Truffaut). Es que, una vez alojados en el misterio de sus historias nos deja librados al azar, autistas en un mundo que parece salido de las mismísimas entrañas del mal.
Entonces, hablemos del mal. Ese tema tan recurrente en la filmografía del polaco. Un mal que se ha institucionalizado, que ha adquirido poderes más grandes de los que cualquier personaje que divague por sus cintas puede llegar a reconocer. Porque ahí esconde lo que cuenta, en los filamentos de ese mal que se oculta tras las sombras y camina en puntas de pie para no ser descubierto. Un mal que no proviene de fuerzas extrañas (ni enanitos verdes según Spielberg), ni de misticismos (nada de cultos al cine de terror), el mal proviene del ser humano con su inherencia autodestructiva.
Pero, ¿qué pasa cuando el mal no tiene rostro, ni sangre, ni forma física? Es un espectro que deambula las salas y lo observa todo. Observa al jardinero que barre incansablemente el palier de la guarida del ex presidente. Observa la inconmensurable playa, la lejanía. Pero sobre todo, observa como un hombre (el escritor fantasma y no justamente ese mismo fantasma), se enfrenta a una historia que no puede explicar y se le viene en contra como una fuerza no natural.
Ese fantasma (el anterior escritor fantasma) es el verdadero protagonista; quien recoge todas las pistas y las distribuye para darle vida a la acción que será encarnada, casi involuntariamente, por el nuevo escritor (Ewan McGregor). Si se da paso a la acción, entonces, el suspenso está dado. Porque las cosas se plantean desde un punto de vista misterioso y sin nombre (gran culto hitchcockiano), y se van enredando de una manera asfixiante, escritas a través de un libro sin sentido.
Finalmente, las pistas se van aunando y comienzan a darle sentido narrativo a la obra. Pero todo será en vano, porque el mal también es un fantasma que ha jugado con el destino de ambos escritores (el muerto y el que está por morir). Y así, como el jardinero chino que barrerá las hojas incansablemente, las hojas del libro en clave se esparcirán por el aire. Como una reivindicación de ese mal que ha vencido nuevamente.

TRAILER DE "THE GHOST WRITER"

0 crónicas póstumas: