5. "BROTHERS". The Black Keys


Parientes cercanos de la estrafalaria y moderna consigna White Stripes, los Black Keys elaboran un disco que empieza a despejar todo fantasma que lo rodea. Esta vez, se atreven, casi sin advertirlo, a reconectar el primitivismo roquero con su esencial forma. Una aproximación inexacta pero atrevida de las variables que rodean a lo que alguna vez tuve una morfología parecida al rock. El blues, el Folk, posteriormente, el punk y finalmente, lanzados sobre un puente vertiginoso, un abismo llamado extrañamente garage.
“Brothers” es una profunda revisión sobre las huellas del pasado, entregando canciones verdaderamente introspectivas, con perfectos arreglos vocales y cálidos solos de guitarra. The Black Keys, finalmente, pueden desprenderse de sus sombras, pueden mutar en formas extrañas y reivindicar al rock (¿qué era eso?), como Jack White sin ser Jack White.

Destacada: “I´m Not the One”

0 crónicas póstumas: