1. NEIL PEART. Rush

Hablábamos anteriormente de los músicos de conservatorio, profesionalizados por el requerimiento popular: ésta sofisticación devino en el rock progresivo, posteriormente, el rock sinfónico. El auge de estas bandas tuvo lugar a mediados de los años setenta, con Genesis (con Phil Collins en batería y Peter Gabriel en voz), Yes (de Ian Anderson) y los canadienses Rush como estandartes.
La urgencia de una gira (de nuevo, la comercialización), el despido de un baterista, cruzaron los destinos de Peart con los de Geddy Lee (bajista y vocalista) y Lifeson (guitarrista). De educación jazzera, reminiscencias del hard rock de la mano de Bonham o Keith Moon de The Who, Peart es considerado por muchos (y por quien redacta) como el mejor baterista del rock de todos los tiempos.
Para entender la importancia de Peart dentro de Rush, es necesario saber que, prontamente, fue ocupando el lugar de Geddy Lee como compositor de los temas; las presentaciones en vivo giraban en torno a sus largos solos de batería: aquí, el ejemplo claro de la banda armada alrededor del baterista. Pero, que más puedo aportar cuando, existe la música que, como pocas manifestaciones artísticas tiene la capacidad de hablar por sí sola. A continuación, el mejor baterista de la historia, Neil Peart en “Yyz”:

(solo incluido)

0 crónicas póstumas: