"UNA NOVIA ERRANTE": INÉS

TITULO ORIGINAL: Una novia errante
DIRECCIÓN: Ana Katz
GUIÓN: Ana Katz, Inés Bortagaray.
REPARTO: Ana Katz, Daniel Hendler, Carlos Portaluppi, Arturo Goetz.
GÉNERO: Comedia-Drama (inclasificable)
AÑO: 2007
PAÍS: Argentina
DURACIÓN: 85 minutos.



INÉS (ANA KATZ)

La madrugada se estira en la discusión que tienen Inés, de 31 años, y Miguel, de 30, a bordo de un autobús con destino al balneario de Mar de las Pampas, donde pasarán unas breves vacaciones. El vehículo se detiene y ella baja. Cree que él la sigue. Se equivoca. Primero Inés espera al novio, pero luego, entre el afán de explicaciones, el desasosiego y la náusea, busca alivio en el bosque, el mar, un arco, la flecha.

El amor es así, o por lo menos, los rastros viciados de lo que queda de él. Hipnótico, repetitivo, frugal, vacilante. Inés, una mujer que ha perdido las riendas de su vida y corre ansiosa tras el último colectivo que la lleve a la última parada, donde se aloja la comodidad y la edificación de una vida en pareja. Es algo epiléptica, monótona, triste. En su espalda cuelgan las guirnaldas de la adolescente que fue: corriendo en la segunda fila de las prioridades masculinas, siempre rechazada por los artificios altruistas de la seducción; y en su rostro, las huellas indelebles de sus treinta y pico, el rictus semicontrolado de la desesperación.
Para aquellas mujeres que han transitado un camino aleatorio en el amor, con más experiencias funestas que satisfacción sexual, viven, irremediablemente, buscando al príncipe azul, el de los cuentos de hadas: los ven bajando del caballo alado para elevarlas hasta el celestial ritmo de la vida. Para ellas, la mala noticia de la realidad les cae como una piedra en la nuca, haciéndolas rebotar – quizás hasta su muerte – por los estrechos caminos de la espera, la náusea, el rencor.
Miguel lo advierte. Lo que parecía el festín ciego del noviazgo se transformó en un enfermizo choque contra lo circular del amor. Por esto la abandona, sin decir nada en medio de la ruta; ya nada había dicho sobre el final. E Inés, que tantas expectativas había depositado en esa relación, pierde todo. Queda varada, sin respuestas, vacía de lo que había tratado de conservar hasta lo más reductible de su existencia.
Por eso, el amor es eso – o como dije, los rastros viciados que quedan en él –, la expectativa idealizada de una vida; cuando esa vida fue puesta en juego, lanzada a la ruleta del destino, se pierde todo, nada pasa, el vacío envuelve a la existencia que se prepara, paradójicamente, a soportar la soledad.

TRAILER DE "UNA NOVIA ERRANTE"

0 crónicas póstumas: