"RUDO Y CURSI". Carlos Cuarón (2008)

TITULO ORIGINAL: Rudo y Cursi
DIRECCIÓN: Carlos Cuarón
GUIÓN: Carlos Cuarón
REPARTO: Gael García Bernal, Diego Luna, Guillermo Francella, Felipe de Lara.
GÉNERO: Comedia
AÑO: 2008
PAÍS: México
DURACIÓN: 100 minutos.




¿Quién dijo que el camino del futbolista es simple y feliz? Nadie en sus cabales puede reconocer que más allá del séquito de ¿privilegiados? que ganan millonadas de dinero por correr detrás de una pelota de fútbol existe otro grupo, la mayoría, que hace esfuerzos inhumanos por perseguir su sueño de gloria, y que, a fuerza de intereses económicos o de caprichos deportivos quedan afuera de ese sistema, perdiendo quizás, todo lo obtenido hasta ese momento.
La mayoría de los films que fuimos desandando en esta sección nos mostraron el lado feliz de ese recorrido, entre personajes que logran cumplir su sueño, alcanzando el estrellato futbolístico o, aquellos que persiguen la utópica misión de solventarlo. Pero ninguno de los citados nos muestra la cara b de este deporte, el de los pasillos oscuros, las mesas de dinero y los intereses económicos. Aquellos que no calzan pantaloncillos cortos y viven a costa de los resultados de otros: el mundo intransigente de los dirigentes de fútbol.
“Rudo y Cursi” se presenta como una odisea de dos personajes (hermanos) pintorescos que tienen un sueño (hasta aquí, nada que nos despierte sorpresa; de hecho, se asemeja a la trama de otras películas ya citadas), uno de ellos quiere jugar al fútbol profesionalmente, el otro, quiere ser una estrella de la canción ranchera. Lo cierto es que un buen día, de casualidad, cae al pueblo en donde viven un representante de futbolistas que, al verlos jugar un picadito, decide llevarlos a probar suerte a las ligas mayores de futból mejicano. Ahora, ambos están atados a un destino, una vez que aprobaron esta idea, que ya no les pertenece y que se representará de maneras extrañas. El modo sutil y sarcástico de la cinta nos hace el trance más pasajero, porque, una vez depositado con firmeza el argumento, las situaciones subsiguientes, presas de la locura, el desatino, la ludopatía, el negocio y las decisiones sanguíneas, se vuelven anómalas, disonantes, oníricas y despiadadas para estos dos personajes interpretados por Diego Luna y Gael García Bernal que, por otro lado, muestran nuevamente esa química precisa entre ambos, ya lograda en “Y tú mamá también”, del hermano del director, Alfonso Cuarón.
El escenario es perfecto entonces para resolver las situaciones planteadas, un esquema entreverado de conflictos que se asocian en el caos: la oposición de fuerzas que, gracias a la competencia futbolística, se deberá dimitir entre los hermanos, y tras ellos, esa fuerza acometedora que les es ajena, los negocios empresariales, las apuestas, el fanatismo, resolverá la cinta de manera inesperada.
Hay que decirlo, Cuarón intenta confraternizar con el humor todo el tiempo, pero los inhóspitos y oscuros lugares que nos lleva el fútbol, no como espectáculo ni como reservorio de almas pasionales, sino, como el telón perfecto para plantear las desigualdades, la locura, el negocio y la competencia; lo hacen transitar una senda hacia un destino trágico irremediable.

TRAILER DE "RUDO Y CURSI"

0 crónicas póstumas: