"EL SUEÑO DE JIMMY GRIMBLE". John Hay (2000)

TITULO ORIGINAL: There´s Only One Jimmy Grimble
DIRECCIÓN: John Hay
GUIÓN: Simon Mayle, John Hay, Rick Carmichael (Historia: Simon Mayle)
REPARTO: Lewis McKenzie, Robert Carlyle, Ray Winstone, Gina McKee.
GÉNERO: Comedia
AÑO: 2000
PAÍS: Reino Unido
DURACIÓN: 105 minutos.



La comedia inglesa, por más industrial que sea, se diferencia de su par estadounidense por una razón fundamental: allí, se desvisten las fachadas de cartón que recubren la historia, no hay barrios cerrados ni mansiones de tres pisos. El inglés juega con la paradoja del barrio obrero, en la niebla gris y tristona de los suburbios londinenses. La comedia no es el remedio para las desdichas de una vida dedicada al esfuerzo laboral. Tampoco, es la sumatoria de las consecuencias de la rutina, los pactos y las avenencias con el destino. Sino, es el trasfondo misceláneo para intervenir con soltura al rol de la sociedad de clase media como una fuente de posibilidades que determinarán el campo fértil para el chiste, el gag, el remate, el final feliz. Reírse de la condición, intentar un escape, huir hacia donde se pueda: los sueños, las imposibilidades, el destino circular. Sin embargo, el final feliz no está determinado en el carácter de cambio de esa condición. La comedia inglesa se conforma, en cierta medida, por el reconocimiento de su condición, porque finalmente, la felicidad no se halla en el trascender las fronteras sociales y económicas, sino, en la búsqueda espiritual de superación del ser. Citemos casos: “Billy Elliot”, “Full Monty”, “El jardín de la alegría”, “Secretos de familia” y, por supuesto, “El sueño de Jimmy Grimble”.
La temática, casi siempre la misma cuando se trata de fútbol. Un niño aficionado al deporte de pantaloncillos cortos sueña con jugar en el equipo de su ciudad, Manchester, y asimismo, ganar el respeto de sus compañeros y la chica (niña) que le gusta. Al parecer, todo va mal en la vida del niño; hasta que un buen día, una mujer le regala unas botas viejas que parecen tener poderes fantásticos. La historia, que se entrecruza con otras tantas, parece adquirir un vuelco final con ese toque ilusorio que le demanda no sólo acabar con las formalidades de la comedia costumbrista, sino, que la hace mantenerse al límite del precipicio. Porque entre la paradoja real que sufren sus protagonistas: nuevamente obreros castigados, nuevamente un niño y su sueño, nuevamente los pobres (Manchester City) contra los ricos (Manchester United). Nuevamente, el destino oportuno que parece filtrarse por la cortina gris de la ciudad, en relación directa con “Billy Elliot”, aunque uno prefiera el tutú y el otro la pelota.
La película roza la catástrofe, aunque, guarnecida por la sensibilidad que le imprimen los ingleses: un halo de ternura a sus protagonistas y la preferencia por el equipo pobre de la ciudad, la mantiene a flote con bastante esfuerzo.

TRAILER DE "THERE´S ONLY ONE JIMMY GRIMBLE"

1 crónicas póstumas:

Clari dijo...

me encanto esa comedia inglesa, me acuerdo que había sacado vuelos baratos para irme a estados unidos y la encontré para verla en el avión. me reí mucho y se me hizo llevadera! la recomiendo para pasar el rato