"ESCAPE A LA VICTORIA". John Huston (1981)

TITULO ORIGINAL: Victory
DIRECCIÓN: John Huston
GUIÓN: Evan Jones, Yabo Yablonski
REPARTO: Sylvester Stallone, Michael Caine, Max von Sydow, Pelé.
GÉNERO: Drama
AÑO: 1981
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 116 minutos.




La excusa del juego es la parte fundamental de esta película; un poco, quizás en lo recóndito del espíritu creador de sus autores, por traducir lo que rodea al fútbol, esa esencia emocional, sentimental y melancólica, esa pasión que inexplicablemente conjuga razón e ingenio, inconsciencia e incondicionalidad a millones de personas alrededor del globo. Otro poco parece ser la excusa perfecta para rejuntar a varios futbolistas de talla internacional como Pelé (debutó con un pibe), nuestro Ozzy Ardiles, Bobby Moore, entre otros. Y tal vez, un anhelo de convertir algo superfluo y recreativo en un guión con trasfondo político y social, apocalíptico y límite. Pero los resultados quedan en el interrogante de encontrar una verdadera contundencia narrativa ya que sintetiza algo ingenuo en un contexto aterrador; nadie, ni siquiera a través del idioma universal del fútbol, puede escapar a la inclemencia nazi, a la tortura, a la ignominia, a la posesión.
La inocencia de un guión reside en la premisa inicial y luego, el desarrollo inocuo: a un oficial nazi se le ocurre organizar un partido de fútbol contra un grupo de prisioneros de un campo de concentración. Los aliados se niegan, pero luego entenderán que puede ser la excusa para organizarse en la fuga.
Hagamos un ejercicio práctico: supongamos que, previas concesiones narrativas y lingüísticas, el autor decidió trasvasar la veracidad histórica, el contexto fáctico, entonces no hay límites para la imaginación y los juegos de engranaje para mutar la historia convirtiéndola en arma de pura divulgación ficticia en donde se une el contexto existente, las situaciones, el campo de desarrollo real y se sumerge una historia plenipotenciada, únicamente, por la capacidad de su autor.
Todo parece desvanecerse una vez iniciada la práctica propuesta. En principio, porque resulta irritante ver como interactúan en un mismo campo visual la masa de músculos de Stallone y Edson Arantes do Nascimento (Pelé) intentando recabar en lo más profundo de la propuesta stanislavskista*. Y porque nunca, pese a las artimañas de su director, John Huston, se llega a demostrar fielmente ese contexto terrorífico que rodea a la historia, sino, todo lo contrario, un cierto ambiente de camaradería tiñe la pantalla.

* Kostantin Stanislavski: creador de un método interpretativo actoral que, en resumen, intenta recabar en las emociones personales basadas en recuerdos y vivencias del actor para traducirlas en escena.

TRAILER DE "VICTORY"

0 crónicas póstumas: