BONUS TRACK

"Fasolera de tribunas" de THE GARB (GERMÁN ADRIÁN RAMÓN "MONO" BURGOS)
"Mi Buenos Aires perdido" de MIL HORMIGAS (FERNANDO "RIFLE" PANDOLFI)

El fútbol y la música siempre fueron de la mano, homenajeándose el uno al otro. Los jugadores, desde la cancha, con sus movimientos rítmicos, con sus bailes sobre el balón, con sus intrépidas hazañas armoniosas, despiertan en el otro, la música, una incontenible musa inspiradora de creación. Y éste, lo ha citado en innumerables canciones hacia un determinado jugador, hacia un determinado equipo o, en su caso más genérico, al juego mismo. Los dos tienen en su gen una hermandad, la pasión que desata en el espíritu humano los convierte en refugios de nuestra cultura, en figuras de acceso popular, en temas recurrentes de reuniones sociales, despertando iras y aplausos, ambos aprendieron a vivir al lado del pueblo.
Lo que no se sospechaba hasta el momento era que esos dos exponentes se fusionen o que, algún protagonista de cualquiera de las dos actividades se pasara de bando. Estaba claro que la actividad profesional del futbolista les impedía físicamente a los músicos cambiar la guitarra por los pantalones cortos, pero, dentro de las posibilidades más asibles, uno de ellos iniciara un camino en la música, acertado o no.
El genial arquero “Mono” Burgos logró el sueño de muchos realizando una magnífica carrera como futbolista y a su vez, convirtiéndose en el vocalista de una banda de rock. En cambio, el “Rifle” Pandolfi formó su banda, Mil Hormigas, luego de cansarse de la práctica del fútbol, del entorno, del vestuario y lanzó su carrera como músico, un poco más seria y profesionalizada.
Dos incomprendidos del fútbol, dos músicos diferentes.

"Fasolera de tribunas" de "MONO" BURGOS


"Mi Buenos Aires perdido" de "RIFLE" PANDOLFI

0 crónicas póstumas: