"EL CUERVO" (1994) Alex Proyas

TITULO ORIGINAL: The Crow
DIRECCIÓN: Alex Proyas
GUIÓN: David Schow & John Shirley (Cómic: James O'Barr)
REPARTO: Brandon Lee, Ernie Hudson, Michael Wincott, Bai Ling.
GÉNERO: Acción
AÑO: 1994
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 97 minutos.


Reflexión

Las películas de superhéroes están tiznadas con el olor a venganza. Cada uno, en busca de justicia y satisfacción personal, lucha contra un enemigo claro, contra una situación particular o contra sus propios infiernos, su autoredención epistemológica. Esa situación define la psicología del personaje o los hace funcionales en un contexto, en un mundo caótico y oscuro, donde el destino de una ciudad siempre expuesta al peligro, donde la gente incrédula y mortificada busca un refugio, y ellos, como guías, alumbrando esperanzas en los ojos de esa sociedad.
Se pueden enumerar y abarcar a todos los personajes – siempre salidos de cómics –, a todos los héroes, con sus poderes extrahumanos, con sus perspectivas siempre por encima del hombre tipo, y encontrar un punto en común a todos. Por ejemplo Superman, un alienígena devenido en periodista que busca desterrar el crimen y la corrupción de ciudad Metrópolis (¿por qué ciudad Metrópolis y no el mundo en su amplitud y mezcla?; planteo algo mezquino y egoísta por parte del superhombre), un hombre de acero al cual le rebotan las balas, proyecta rayos x con la vista, puede volar y como si esto fuera poco, ser más poderoso e inescrutable que la Tierra misma (y sino, miren el final de “Superman” de 1978, donde ejecuta una fuerza de gravedad superior al del planeta Tierra para cambiar su sentido de orientación y volver el tiempo atrás). Esos superhéroes, los de anilina y calzoncillos sobre la calza, los bronceados y musculosos, los de conjuntos (¿extrañamente?) rojos y azules (los colores de la libertad), son por causas externas hombres que recrean una fuerza inasible para el hombre común. ¿Esa es la forma para desterrar las miserias de una sociedad? ¿Lo inasible, lo imposible, la utopía del superhombre? Si así es, todavía estamos esperando al meteorito.
Pero hay dos tipos: oscuros, surrealistas, macabros, dementes, que exceden a este arquetipo agonizante de superhéroe. Son, por su patología, por su enfermedad y por su sed de venganza, instinto visceral y ambiguo, que los próximos a la sensibilidad humana, a la constante oscilación ambigua entre bien y mal, entre corrupción y moral, caos y clemencia, plano y contraplano; por la sola razón de ser humanos. Y allí, las pericias de dos hombres: uno, el multimillonario Bruce Wayne, superentrenado para su propósito de venganza contra quienes asesinaron a sus padres. Y en las profundidades del cementerio, erigido sobre la lápida de su mujer muerta: Eric Draven, El Cuervo.
Muerto él, muerta su mujer; resucita con un único propósito, con la constitución primaria y formativa del ser humano: ni el amor, ni la solidaridad, ni el poder; la represalia engendrada por el odio. Entonces el superhéroe gótico, de la lágrima negra, es sincretismo y poesía: en un mar de desahuciados, de conflictos intravenosos y peleas de poder. En esa capa en que acometen y agigantan los seres humanos, El Cuervo se nutre de la efervescencia consumida. Es la aproximación con la aberración mundana, la interacción con el humano, como parte genético de esta sociedad; y esa resurrección, la respuesta a la condición de supervivencia en ese compendio de individuos que habitan sincabeza en un mundo ajeno y fúnebre.

TRAILER DE "THE CROW"

1 crónicas póstumas:

kohaku dijo...

Mi pelicula de superheroes Underground por exelencia, Eric Draven es el tipo de heroe que yo admiro, muy humano, rencoroso, se deja llevar por el odio y se aferra a su pasado con ferbor.

Eric, junto con Spawn (ironicamente ambos volvieron de la tumba por razones parecidas) son el arquetipo de heroe Gotico que hace falta en el mundo del comic, ambos me inspiraron a crear mi propio hombre resusitado (en la ficcion) y fueron una parte fundamental de mi infancia.

Adoro esta pelicula, no dejo de verla, es una obra de arte, el tipo de pelicula que te atrapa en su atmosfera oscura y siniestra y te engancha al toque con su trama (no sera la mas original del mundo, pero es entretenida y a mi me gusto el trato que se le hiso), y por que no, con su heroe.