"LA VENGANZA DE LOS NERDS" (1984) Jeff Kanew

TITULO ORIGINAL: Revenge of the Nerds
DIRECCIÓN: Jeff Kanew
GUIÓN: Steve Zacharias, Jeff Buhai.
REPARTO: Robert Carradine, Anthony Edwards, Timothy Busfield, Andrew Cassase.
GÉNERO: Comedia
AÑO: 1984
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 90 minutos.


Análisis

Con el tinte plástico que suponen ciertas producciones, con la manía casi sodomizante de ese cine con respecto a sus fieles lazarillos-espectadores, con la dosis de humor parejo entre la total idiotez, el eficaz aburrimiento y la ironía inconducente, llega al cine de su barrio “La venganza de los Nerds”. Un film que sin dudas, le robará horas de sueño pensando en: cómo puede ser que se realicen estas producciones. Mientras que, más allá de esas pequeñas viditas, existen sueños de guionistas que no encuentran su mecenas, increíbles actores disfrazados de Barney en el trencito de la alegría para poder pagar la olla, genios directores prestados a la terrible y contundente astucia publicitaria. La idea básica es atornillarlos a sus asientos con una película que te hará brotar pochoclos por todos los poros de tu cuerpo, obligándote a mirar con el más austero mecanismo de convencimiento: el chiste fácil.
Tenemos un par de idiotas inclasificables que no encuentran su lugar en el mundo. Mil veces he hablado de este sistema perverso entre los jóvenes yanquis: un sistema conforme a su modo de vida, imperialista, aristocrático, triunfalista, mediocre e ignorante. Así, los que no se adecuan a este modo de vida superfluo y pomposo, se ven desplazados y catalogados como “Nerds”. Palabra que llegó a nuestro vocabulario de manera directa, luego del suceso de esta película y que fue adoptado con la mínima indulgencia posible ya que, claro, nosotros (latinoamericanos despreciables) adoptamos transitivamente TODO del Reino.
No hace falta ser un erudito en cine para saber de que va la película, el título lo dice todo. Lo que intentan de manera esforzada y hasta contraproducente, su director, Jeff Kanew, y sus guionistas, Steve Zacharias y Jeff Buhai, es cambiar el punto de vista. Saltar el eje que por décadas (desde “Rebelde sin causa” hasta “Porky´s” y “Fast Times at Ridgemont High”), las películas contaban solo una versión del universo adolescente, justamente, el de los exitosos, hermosos, bla bla bla.
Solo un soplido, una caricia humorística nos puede salvar de esto, pero no, nada, la historia se sumerge en un clima constante de idiotez consumada de la cual es preferible mirar para otro lado, para desgracia de aquellos tipos: los Nerds, que solo quieren un poco de atención. ¡Loco, para eso está Woody Allen!

TRAILER DE "REVENGE OF THE NERDS"

2 crónicas póstumas:

Shoplifter-Davide dijo...

De acuerdo con tu punto de vista, aunque yo la pondria entre mis pecados culposos ya que la lica me encanta a pesar de los pesares inclusos la secuela pero hasta ahi no más.

En los 80's todo era permitido o al menos era mucho más encantador que hoy en dia.

Imfreakalot dijo...

Totalmente de acuerdo. Mierdas o no, los ochentas tenían un algo (¿nostalgia?) que los eximía de sus pecados.