"JUNO" (2007) JASON REITMAN

TITULO ORIGINAL: Juno
DIRECCIÓN: Jason Reitman
GUIÓN: Diablo Cody
REPARTO: Ellen Page, Michael Cera, Jason Bateman, Jennifer Garner
GÉNERO: Comedia
AÑO: 2007
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 92 minutos.


Análisis


La perdida de la inocencia a partir de un hecho que quiebra la vida de la quinceañera Juno, es el marco central de esta comedia con tintes costumbristas, del director en ascenso Jason Reitman y con el guión de la autorreferencial, Diablo Cody.
En cualquier otro punto de la galaxia, sobretodo, bajo el slogan marketinero en vísperas a los premios de la Academia o en el Viejo Continente, un tema así: el embarazo de una niña; sería tratado con los tonos típicos del drama humanista. Pero el acierto de sendos responsables del film está en otorgarle otro clima al relato. Es así, como “Juno” está constituida desde la desdramatización del hecho. Como una experiencia de supervivencia y como un camino de aprendizaje que, tanto Juno (encarnada magníficamente por Ellen Page) y su seno familiar (padre, madrastra, amiga, novio) deben afrontar como prueba de vida.
A medida que desglosamos la trama, comienza a surgir un leve cosquilleo de inquietudes o desconciertos. Claro, las bases están fundadas sobre el manifiesto de la cultura Indie: algo tan ajeno como inasible para nosotros, simples espectadores del cine. Como suma de todo esto, el estilo cuasi impostado de esta cultura yanqui, que, en este tipo de películas resulta un híbrido entre el compromiso y el mensaje solapado de concupiscencia a la clase superflua de pseudo intelectuales que resurgen desde el cemento a debatir, mientras consumen sus nachos o popcorn. En esto, por eso lo anacrónico en cierto sentido, el idioma de Cody, siempre creyendo ir más allá de las intenciones, resulta algo desagradable. Porque mientras se cuece la trama de la película, mientras realmente en este rincón del mundo, en villas o barrios postergados, el problema es materia de todos los días; en el universo del film, una quinceañera a punto de ser madre debate sobre Sonic Youth y “Suspiria” de Darío Argento con total desenfado sin tener consciencia de su condición. Porque se mueve con una hidalguía inverosímil para alguien en su condición y de su edad.
Y allí se queda el film, estancado entre las intenciones (buenas, por supuesto) y su propuesta cool, generadora de acérrimos fanáticos en busca de personalidad y pertenencia. Un film que, de tan Indie que intenta ser, termina convirtiéndose en un producto más de la industria hollywoodense.

TRAILER DE "JUNO"

1 crónicas póstumas:

nelson dijo...

es cierto, termina siendo aburrido y previsible