"DONNIE DARKO" (2001) RICHARD KELLY


TITULO ORIGINAL: Donnie Darko
DIRECCIÓN: Richard Kelly
GUIÓN: Richard Kelly
REPARTO: Jake Gyllenhaal, Drew Barrymore, Patrick Swayze, Maggie Gyllenhaal.
GÉNERO: Fantástico
AÑO: 2001
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 113 minutos.


Análisis


La oscuridad nos apodera, los sueños, la poesía y el encantamiento recobran, en este relato tragicómico de principios de siglo, una anarquía inusitada. Será que es el descarrile ascético de las puestas en escena. Será que no se compromete con la historia, sino, que expone allí, como profetas de una nada, a sus personajes: tristes, solemnes, aburridos, vulnerables. Un conejo psicópata y suicida es, quien nos conduce hacia el interior de la psicología adolescente de Donnie Darko. Un joven que luego de sobrevivir a una muerte inminente, comienza a caer preso de las alucinaciones y los viajes pesadillescos que lo conduce a lugares poco comunes. Con esta explicación simple doy comienzo a lo demás, para que puedan entender la filosofía del relato.
Lo cierto es que “Donnie Darko” está enmarcada en un relato fantástico y a través de sus confusas líneas de acción – casi siempre llevándonos a la duda o al enojo por sus finales abiertos y poco esclarecedores – nos conduce como pasajeros en trance a través de un universo mitológico, donde “elegidos” y “víctimas” se mueven en el tiempo, como viajeros de un círculo vicioso que acarrea la muerte, la desesperación y las culpas.
El argumento está cimentado en un libro ficticio, es decir, ni la prehistoria ni el futuro está tampoco a nuestro alcance, solo nos queda involucrarnos con la cinta, dejarse llevar por su neurótica atmósfera, por los colores (siempre opacos) de sus personajes. Cada fragmento que se reconstruye es una pieza más para volver al casillero inicial, es decir, ni las pistas brindadas a lo largo y ancho de “Donnie Darko” sirven para elaborar el mensaje, sino, para confundirnos más en busca del desatino o, mejor dicho, de la avalancha final hacia el autosacrificio del personaje principal, o sea, Donnie Darko.
El acierto de su director, otro independiente, Richard Kelly, es demostrar que maneja sendos lenguajes: el de una historia fantasmagórica, con ribetes de humor negro y pasajes intransigentes de dramatismo; con el clima fantástico y artificial. Es por esto, que su lenguaje se encuentra más cerca de Wes Anderson, con sus diálogos chispeantes y sus situaciones descolocadas, que de Steven Spielberg, que con este material, podría haber construido un éxito de taquilla similar a “Cuentos asombrosos” o “Jurassic Park”.

TRAILER DE "DONNIE DARKO"

0 crónicas póstumas: