8. "Durazno sangrando". INVISIBLE


Es algo tan sofisticado que no se puede describir con palabras sensatas. No se puede establecer una referencia, por el carácter polisémico de la obra, ni dar instrucciones para su recepción o teorizar sobre su contenido. Es, la obra más poética y elocuente de Luis Alberto Spinetta. Capaz de superar cualquier estado de cognición, de realidad o estructuralismo. Porque, simplemente, es una oda a la imaginación, a los sueños, a la música.
El campo spinetteano ya estaba sembrado de preciosas gemas que componían un paisaje deslumbrante. Con verdaderas odiseas musicales, que, junto al resto de sus copilotos han llevado hacia un extremo inalterable de creatividad. Lo hecho por Pescado y Almendra era tan sutil y, a la vez, tan efervescente que ya no había posibilidad de algún cambio, de alguna vuelta de tuerca hacia lo posiblemente audible. Pero claro, en frente estaba Luis Alberto, el gran flaco, que desde su sapiencia – un poco más experta que proyectos anteriores – recobraban fuerzas nuevos argumentos contra la limitación sonora.
Lo planteado en este segundo disco, el genial “Durazno sangrando”, junto con Machi Ruffino y Pomo Lorenzi, era el comienzo hacia la exploración onírica de Spinetta, hacia lo irreal y lo profuso, hacia un campo que se mantiene siempre bordeando con una metafísica musical. Porque, los sonidos que permanecen en ese disco, grabados con una simplicidad que asusta, adquieren formas innumerables en cada pasada, porque sobrevuelan entre sí, para convertirse, posteriormente, en otras estructuras, en otros tempos, en otros ritmos. Ese sustento, especial para que luego, Luis comience con su desbarato de las normas, con su magnetismo poético siempre cerca de Bretón y Artaud, con su impacto visual, siempre cerca de Dalí y Buñuel, con sus tonos oníricos, siempre cerca de Ravel o Debussy.
Y entre tantos espejismos, la fascinación de quien se prende al encanto de la música que emana “Durazno sangrando” de Invisible.

INVISIBLE, "EN UNA LEJANA PLAYA DEL ÁNIMUS"

0 crónicas póstumas: