3. "Wolfgang Amadeus Phoenix" - PHOENIX


De las entrañas del movimiento francés electrónico, en auge en otra década, parientes cercanos de Air y Daft Puk, los Phoenix vienen pidiendo pista desde hace rato, y, con el presuntuoso (por el título) “Wolfgang Amadeus Phoenix” logran hacer frente a lo demodé, con una treta entre la simpleza pop de estos tiempos y algunas sutilezas irreversibles de la electrónica. El disco arranca con un impostergable hit, “Litzomania”, de futuro inmediato en las radios y en los iPods, ideal para una tardecita veraniega hoy postergada por el frío que corroe las latitudes parisinas. Y así, desde ese primer track, el disco recorre su más puro e inocente instinto de reproducción a través de canciones con estructuras poco complejas, pero diseñadas para cumplir su cometido: el de sonar hasta aburrirnos, o mejor dicho, diseñadas para no aburrir.
Y sobre el fondo, como papel pintado con impecable sutileza, se desgrana la ingeniería de “Wolfgang Amadeus Phoenix”. Una oscilación artística impecable que le adjudica al disco un punto más de inflexión: no necesitan conjugar sonidos, ni acoplar bit sobre bit para contarnos sus travesuras musicales.

"FENCES" de Phoenix

0 crónicas póstumas: