2. "Humbug" - ARCTIC MONKEYS


Han traído al desierto a cuatro adolescentes británicos, con gran reputación y entusiasmo. Les han borrado de su cabeza aquellas referencias inmediatas al revival anárquico del punk, al pop brillante de los fabulosos cuatro de Liverpool y todo aquel sonido estertóreo del hard rock, enviados zeppelianos. Los adoctrinaron al vacío, al camino solitario, entre fardos de camino, películas de John Wayne y quizás, los han tentado con dulces más sobrios y menos demenciales. Todo eso, produjo en ellos el cambio radical que necesitaba su música ya excelsa. Y el encargado de tan dificultosa empresa es Josh Homme (Kyuss, Queens of the Stone Age y ahora, Them Crooked Vultures) que de desiertos, vacíos y oscuridad sabe demasiado.
El resultado es “Humbug”, el disco menos ruidoso y más aceitado de los Monkeys. El disco más furtivo en cuanto a exploración musical, donde combinan su ingenio de rock poderoso con los repiques huecos y las reminiscencias a Ennio Morricone. Donde logran una profundización en el campo poético, mérito de Alex Turner, y sobre todo, denotan su profunda inquietud con los cambios radicales de ritmo y estilo, incorporando cuerdas, combinaciones rústicas (casi barrocas), siempre envueltos en un clima intimista.
Este cambio viene de la mano de la particular visión del prodigio Turner, y su incursión en la banda pop barroca The Last Shadow Puppets, donde se marca ese quiebre latente que su intrépido espíritu venía buscando protagonismo.

La reseña completa de Humbug, clickeando aquí en IMFREAKALOT

"Cornerstone" de Arctic Monkeys

0 crónicas póstumas: