"REBELDE SIN CAUSA" (1955) Nicholas Ray


TITULO ORIGINAL: Rebel Without a Cause
DIRECCIÓN: Nicholas Ray
GUIÓN: Stewart Stern
REPARTO: James Dean, Natalie Wood, Sal Mineo, Jim Backus
GÉNERO: Drama
AÑO: 1955
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 111 minutos.


Análisis


La decepción de la juventud como tema aleatorio de la obra más impersonal y comercial de Nicholas Ray. Esa insatisfacción que carcome las entrañas de sus personajes (James Dean, por ejemplo), productos de familias desmembradas que buscan sacar ese vacío o aburrimiento, empujados por la comodidad burguesa, a palazos y bravuconerías. Una rebeldía algo tirada de los pelos, si se entiende, que su contexto no es tan marginal ni tan opresivo, contra lo que la mayoría juzga (por aquel entonces) no justificadas.
Lo cierto es que Ray entiende que la forma más heroica para aquellos jóvenes es encontrar la respuesta a esa actitud beligerante y asombrosa de supervivencia en el caos interior, en los trastocados valores que (nunca) se ponen en juego.
Por la distancia que supone la cinta (cincuenta y cinco años), el caso parece perder contundencia y significación. Más, al ver que esos deseos por una libertad adecuada al salto de eje a las actitudes “normales” (o éticas) son de forma inadecuada ante una sociedad que pretende organizarse de manera veloz e inescrupulosa, aceitando cada engranaje de su composición. Allí, la reivindicación de Ray, que lucha emotivamente por enaltecer a sus protagonistas queriéndolos convertir en supuestas víctimas, sin saber que más allá de sus circunstancias desfavorables existe un mundo peor, marginal, en donde la vacuidad existencial de estos personajes parece ser una broma pasajera.
La narrativa carece de toda lógica, aún así, Ray logra mover sus hilos de manera pesada para que no se filtren las irregularidades del film. Por ejemplo, los días parecen constar de más de 24 horas, la trama gira en torno a todo ese día: amanecer, atardecer, Apocalipsis. Todo el mundo vive al límite, incluso más allá de sus posibilidades físicas o psicológicas, en donde se enamoran, mueren, pierden, se estafan y encima, tienen tiempo de jugarse una picada.
“Rebelde sin causa” es un clásico añejo y por tanto, picado de la filmografía hollywoodense. Carece de una lógica punzante y de un sentido más abierto, más leal, de comunicación con sus espectadores. Hubiera sido mejor plantear un problema más amenizado debido a la conducta de sus personajes y sus respectivos contextos. No todo significa rebelarse.

TRAILER DE "REBEL WITHOUT A CAUSE"

3 crónicas póstumas:

nelson dijo...

Parte del guión parece sacado de "Escuela para Padres" de Eva Giberti, peor aún, la versión gringa. pero bueno, siempre se necesitan mártires y James llegó (el sistema lo hizo llegar).

Imfreakalot dijo...

Edulcorada, apropiada para los canones de una sociedad conservadora, más si estamos hablando de hace cincuenta y tantos años para atrás.

Gracias Nelson!

yo dijo...

Rebelde sin Causa es un clásico y mantiene una vigencia increíble a pesar de contar con 60 años de edad. La problemática del corte en los puentes de comunicación entre generaciones y las formas de reproducción de enajenación es totalmente vigente, lo cual caracteriza a todo clásico.