"LA CASA ÁCIDA" (1999) Paul McGuigan


TITULO ORIGINAL: The Acid House
DIRECCIÓN: Paul McGuigan
GUIÓN: Irvine Welsh (Cuentos: Irvine Welsh)
REPARTO: Ewen Bremner, Kevin McKidd, Maurice Röeves, Martin Clunes
GÉNERO: Comedia
AÑO: 1999
PAÍS: Escocia
DURACIÓN: 105 minutos.


Análisis


Ambientada en los suburbios de Edimburgo, capital de Escocia; “The Acid House” es el relato más sucio, desprolijo y rebelde de los últimos tiempos. Basada en los cuentos del escritor y guionista de “Trainspotting”, Irvine Welsh, la cinta consta de tres episodios: “The Granton Star Cause”, “A Soft Touch” y “The Acid House”.
La primera historia nos narra un día en la vida de Boab, un perdedor empedernido que en el mismo día, la vida parece darle la espalda. Primero es echado del equipo de fútbol que él mismo armó, luego, sus padres lo echan de la casa, más tarde, lo despiden de su trabajo y por último, su adolescente novia lo deja por un compañero de equipo. La vida de Boab parece perderse en el abismo, cuando de repente, en un perdido bar conoce a dios. Aquí comienza el primer atisbo de Welsh y McGuigan (director) en el relato surrealista. Dios, le otorga la posibilidad de venganza convirtiéndolo en una mosca. El mensaje es directo y no busca anteponer cualquier duda ni sembrar alguna semilla despiadada que frustre el camino a la imaginación y comprensión de la obra. Es definitivamente, una comedia negra centrada en las bases de una venganza perpetrada en contra de un contexto (el de Boab) que no eligió, pero sin embargo, termina por declarársele en contra.
“A Soft Touch” es la historia de un pusilánime. Johnny vive como puede en la marginalidad absoluta. En su instinto de conservación, busca irremediablemente, pese a todas las adversidades, ser feliz. Se conforma con estar casado con Catriona, una mujer inescrupulosa que lo traiciona con su mafioso vecino, aún así, él cree amarla. Aquí, la dupla Welsh-McGuigan no nos enrienda. Nos mantiene expectantes y misericordiosos con el pobre Johnny, atándonos a la sensación extenuante de aturdimiento al ver las desgracias por la que pasa este hombre. Todo está podrido y sin embargo, él no hace nada para cambiarlo, esto nos desilusiona o nos desesperanza.
Por último, “The Acid House” es el relato épico sobre el consumo de ácidos lisérgicos. Todo es violencia y libertinaje, explosión, caos y sarcasmo, que nos aproxima a las banalidades del matrimonio y la paternidad, en crítica exacta y algo melancólica sobre la involución del adulto, sobre la sobreprotección desmesurada y sicótica.
“The Acid House” (en sus tres episodios) nos revela el secreto ambivalente de una sociedad que vive en las ruinas de su propia gloria y no intenta escaparle a eso, presume sobrevivir. Las miserias humanas son sobretodo, lo que moldea las fachadas e inconscientemente, las desviste.

TRAILER DE "THE ACID HOUSE"

1 crónicas póstumas:

Shoplifter-Davide dijo...

Nunca la vi, pero si recuerdo verla anunciada en la revista Ray Gun la cual compraba religiosamente cada fin de mes hasta que se jodio, creo que aqui sale el Spud de Trainspotting en el papel principal.