16. "Yendo de la cama al living". CHARLY GARCIA (1983)


El letargo de las horas muertas y Charly García, tras los parlantes, incitando al levantamiento espiritual de la raza humana (su raza, Argentina), a despertarse del sopor monstruoso de la ignominia fascista, del régimen que cae como una taza al suelo. ¿El contenido? La furia de un pueblo, en hervor, a punto de desparramarse en el suelo, en el cielo, en las calles, en el mundo. Tras haber estado tras el barrote bastardo y maula (gracias Larralde) de la negación; del vacío interior.
Carlos García Moreno (alias Charly García) es por historia, por tradición y encanto, el rocker más influyente en la música (¿y por qué no?), del pensamiento contemporáneo argentino. “Yendo de la cama al living” es su obra analítica, para desentrañar el enigma cascarudo de la sociedad de su país. Esa misma que se escuda tras los relicarios católicos aunque le den la espalda y los conviertan en victimario; esa misma que sufre y se desgrana parcialmente, ambivalente, de cualquier sacrificio monumental por seguir viviendo en un país libre, pero que permanece sosegada ante el poder catastrófico de la bota y la chapa militar.
Esta obra de Charly refleja el comportamiento, la adaptación (casi darwiniana) de la forma evolutiva de una Nación sin complejos ni pensamiento corrosivo. La que permaneció en silencio, en el sueño gris mientras las pesadillas las vivían otros. Y, el retrato, cual pintor, a cargo de García es ni más ni menos acertado: 1983, año en que las máscaras caían.

CHARLY GARCIA, "YENDO DE LA CAMA AL LIVING"

0 crónicas póstumas: