34. "Fotos de Tokyo". PEDRO AZNAR (1986)


Pedro Aznar es, sin dudas, uno de los tres mejores bajistas del rock local. Su prematura carrera dentro de los escenarios del mainstrean rockero le otorgó, como fruto, una extenso aprendizaje al lado de los grandes: Charly, Lebón, Spinetta, Pappo. Ese aprendizaje le dio armas para defenderse por si solo cuando fuera necesario, cuando el camino grupal se vea allanado y la soledad lo sorprenda sin pan en las manos. Y tanto aprendió, que a la hora de salir a rodar en solitario, tuvo poderosas armas de defensa: sonidos complejos en tanto arquitectura de sus partituras, una voz sensible y una lírica bella, melancólica y reflexiva.
“Fotos de Tokyo” refleja todo el trabajo de un hombre tras una obra musical. Es el extenso trabajo de la materia de Pedro, en donde pone en práctica, de manera pragmática y sensitiva todo lo aprendido en el viaje. Sobre unas bases electrónicas, típica puesta ochentosa, predominio del sampler y las repeticiones cíclicas de las notas, imprime las notas de una guitarra que marcan el contorno del disco, de las canciones de espíritu sincero y en donde se atreve a experimentar sonidos con su bajo característico made in Serú Girán. También, y como si fuera poco, se anima a las pequeñas baladas románticas que sirven de oasis entre tanta parafernalia tecnológica, entre tanto sonido de moda.
Así termina el disco, una amalgama de sonidos uniformes que Aznar convierte en canciones placenteras, sin dejar de obviar la galáctica versión de “Across the Universe” de los Beatles.

HIT: FOTOS DE TOKYO, PEDRO AZNAR

0 crónicas póstumas: