22. "Máscaras de Sal". LAS PELOTAS (1994)


Las Pelotas siempre se mantuvieron al margen de cualquier cosificación existente. Refugiados en las sierras cordobesas, direccionaron desde allí su carrera, austeramente, con un perfil antiestablishment que los llevó, posteriormente, a ganarse poco a poco una considerable masificación.
Recalar nuevamente a la consideración popular no fue fácil. Su primer disco, “Corderos en la noche” no tuvo el éxito esperado y, soportando además, la constante comparación con sus hermanos Divididos, la banda sufrió demasiados altercados para finalmente consolidarse.
Pero el punto inflexivo en su carrera será “Máscaras de sal”. Un disco referencial, heterogéneo y consistente, en el que ambos ex Sumo, Daffunchio y Sokol, se ponen a prueba siguiendo el camino de su banda predecesora. El disco conjuga la versatilidad y la exploración de una banda que busca su mejor camino, su lugar en el mundo. Y aún más, cuando en esta intención se vislumbra un verdadero riesgo, una suerte echada que puede comprometer de muerte a la banda. Las Pelotas salen airosos del trance, buscando no repetir fórmulas ya probadas, apelando a la sensitividad de los ritmos y buscando el momento justo de dar el golpe definitivo.
“Máscaras de sal”, disco de 1994, probablemente es el disco más importante de Las Pelotas. Por la importancia que tiene en la concepción definitiva de la banda, por el despegue que supone y, sobretodo, por la heterogeneidad y el buen gusto con que está realizado.

LAS PELOTAS - SI SUPIERAS

0 crónicas póstumas: