37. "After Chabón". SUMO (1987)


Todos sabemos sobre la vida de Sumo, al menos, la vertiginosa carrera contra la muerte de Luca Prodan. En resumen, un italiano que llega tratando de escaparle a la heroína desde Londres. Por una postal que le gustó, recala en Traslasierra, Córdoba. Allí conoce a Daffunchio y Sokol, empezando a darle vida a Sumo. Se suman Arnedo, Mollo, “Superman” Troglio, y más tarde, Roberto Pettinato en saxo, luego de un frustrado paso de Willy Crook.
La figura hipnótica de Luca sobre el escenario, ya instalados en Buenos Aires, precisamente en el Abasto, inquietan al público del ya conocido paracultural porteño, en pleno éxtasis postdictadura. A tono, Sumo, gracias a las reminiscencias musicales que Prodan extrajo desde Europa, comienzan a contagiar con un canto contestatario, a veces repudiado por su lírica anglosajona, sobre bases punks, reggea, ska, new wave, adquiere un matiz inhóspito para la música argentina.
Aquí subyace la verdadera importancia de Sumo para la historia del rock argentino, gracias a Luca y su trotamundismo, se conocieron por estos lares, sonidos que permanecían censurados, ocultos tras las canciones complacientes que trataban de reflejar una Argentina derecha y humana.
“After Chabón” el último disco editado de Luca en vida, muestra a Sumo mucho más profesionalizado, más autodidacta y asentados en los ritmos que ellos mismos impusieron en la escena local. El disco es un derrotero de canciones impresionantes, de hitos en la historia de Sumo y del rock contemporáneo. Desde el comienzo, raíces escocesas de Prodan, con “Crua chan”, pasando por el himno-reggea “No tan distintos (esperando 1989)”, hasta la obra maestra arrabalera “Mañanas en el Abasto”, y los ya conocidos “Lo quiero ya”, “Hello Frank” y “El cieguito volador”.
“After Chabón” es un disco imprescindible para entender la realidad actual de la música argentina, todas las influencias europeas y yanquis puestas al servicio de un disco sin fisuras.

PRESENTACIÓN DE LLEGANDO LOS MONOS, "CRUA CHAN", DE AFTER CHABÓN

0 crónicas póstumas: