"LA HISTORIA SIN FIN" (1984) Wolfgang Petersen

TITULO ORIGINAL: Die unendliche Geschichte (The Neverending Story)
DIRECCIÓN: Wolfgang Petersen
GUIÓN: Wolfgang Petersen & Herman Weigel (Novela: Michael Ende)
REPARTO: Barret Oliver, Noah Hathaway, Moses Gunn, Tami Stronach.
GÉNERO: Fantástico.
AÑO: 1984
PAÍS: República Federal de Alemania
DURACIÓN: 94 minutos.

Escondido en el desván de su colegio, Bastian devora durante las horas de clase un libro enigmático, ”La historia interminable”, que relata la paulatina destrucción del Reino de Fantasía. Una especie de ”Nada” misteriosa destruye todo el país y a todas las criaturas que lo habitan. A medida que avanza en su lectura, Bastian se da cuenta de que la salvación de Fantasía depende de él. De que consiga entrar dentro del libro. (FILMAFFINITY)

Recorrer un camino es siempre lógico para llegar a un destino inevitable. Ese camino recorrido es el que importa, es el que nos marca y nos diferencia del resto. Todos, invariablemente, somos presos de un destino que nos vincula y atomiza simultáneamente: nos hace parte de un esquema vital. Ese sendero consciente y perenne es la madurez. Pero, ¿qué es realmente la madurez? ¿Significa cordura? ¿Responsabilidad? O ¿abandonar la práctica didáctica porque se es consciente de que ya el vaso de la sapiencia se colmó?
“The Neverending Story” plantea, a modo ilustrativo y preciso, el camino en el cual un niño, con todos sus clichés propios de la edad, debe afrontar el rumbo inevitable de su destino. Pero a su vez, debe desentrañar una incógnita que resulta precisa: no abandonar la fantasía, la habilidad por la sorpresa, el libre albedrío a la imaginación. El protagonista, Atreyu y su colaborador-lector Bastian, tienen la oportunidad de desviar el rumbo a medida que transitan ese camino hacia lo inevitable: la adultez, símbolo de razón. El contrapunto es flexible y es allí donde la película cuadra para todas las edades. No es entonces sinónimo adultez con pérdida de inocencia. Todavía se puede salvar ese Reino de la Fantasía por más de que los años pasen y nos descubra ya impávidos a todo, sin capacidad de sorpresa, sin la creencia de un inverosímil. Se puede ser adulto si eso significa compromiso y cordura, pero la cinta pondera una variable que no puede ser olvidada: la fantasía también nos alimenta más allá de cualquier edad que se tenga.

TRAILER DE "THE NEVERENDING STORY"

0 crónicas póstumas: