"QUERIDA, ENCOGÍ A LOS NIÑOS" (1989) Joe Johnston

TITULO ORIGINAL: Honey, I Shrunk the Kids
DIRECCIÓN: Joe Johnston
GUIÓN: Ed Naha & Tom Schulman (Historia: Ed Naha, Stuart Gordon, Brian Yuzna)
REPARTO: Rick Moranis, Matt Frewer, Amy O´Neill, Marcia Strassman
GÉNERO: Comedia
AÑO: 1989
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 100 minutos.

Wayne Szalinski es un científico e inventor que desarrolla una máquina que permite encoger el tamaño de los objetos. Una pelota de béisbol activa accidentalmente la máquina sobre sus hijos, que vivirán una auténtica aventura intentando atravesar el césped del jardín hasta la casa, convertido ahora en una auténtica "jungla" para ellos. (FILMAFFINITY)

Definitivamente el escalofrío que corre por la espalda al ver “Querida, encogí a los niños” ahora, a veinte años de su estreno, no es exactamente el mismo que recorría la espalda de los niños, que al igual que yo, disfrutaban de ese cine artesanal, de atrezzos magníficos y magnificados, de superproducciones teatrales sin la necesidad de recurrir al (gran) sistema teledirigido por máquinas superinteligentes.
Sin embargo, después de acostumbrar la vista a las apoteóticas escenas computarizadas, a la magia del chromakey* y sus efectos residuales, es indefectible no caer en silogismos caóticos. Hablo también de un refinamiento de lo visual, aunque insista con creer que sin las computadoras que crean mundos y escenarios irreales el cine estaba mejor. A medida que nuestro globo ocular se fue colmando por nuevas tecnologías fuimos perdiendo esa proximidad con lo que se veía, el sentimiento de verosimilitud más allá de lo austero de la puesta en escena. Sigo insistiendo, aquello era trabajo artesanal, sobretodo porque se contaba con un gran capital para llevarlo a cabo de las arcas Disney, y era dignidad, manufactura humana, sacrificio: lo realmente valedero. Es ver una construcción apoteótica donde la mano del hombre es capaz de realizar un mundo paralelo sin depender de las facilidades que ofrece el mundo cibernético.
La aventura era una excusa para someterse a un pleno ejercicio de la imaginación.

* O estudios virtuales, que consisten en la integración de una acción captada por una cámara en un fondo (verde o azul) o escenario virtual generado por ordenador, para esta integración se utilizará la técnica del chromakey. Este escenario virtual debe adaptarse en cada momento a la configuración de la cámara: zoom, pan, ángulo, travelling, etc.

TRAILER DE "HONEY, I SHRUNK THE KIDS"

0 crónicas póstumas: