"LOS BICIVOLADORES" (1983) Brian Trenchard-Smith

TITULO ORIGINAL: BMX Bandits
DIRECCIÓN: Brian Trenchard-Smith
GUIÓN: Patrick Edgeworth, Russell Hugg.
REPARTO: David Arque, John Ley, Nicole Kidman, Angelo D´Angelo
GÉNERO: Aventuras
AÑO: 1983
PAÍS: Australia
DURACIÓN: 99 minutos.

Tres jóvenes australianos pasan las horas y las disfrutan montados en sus bicicletas tipo BMX, hasta que encuentran dos walky talkies que pertenecen a una banda de atracadores de bancos que los emplean para conectar con las frecuencias de la policía y saber su posición a la hora de dar los golpes. El jefe de la banda decide que hay que recuperarlos y eliminar a esos adolescentes tan molestos, que serán perseguidos en una caza sin cuartel en la que mostrarán sus habilidades y destreza en el uso de sus bicicletas.

Como una paradoja que cabe remarcar, como si fuera el fin del simulacro y la aparición de la verdad; yo creí algún momento ser un bicivolador. Y desandar mis tardes montado a una superbicicleta, haciendo derrapes y giros monstruosos, saltar por una rampa empinada y quebrar la cintura sobre la loma. Eso creí. Pero, cuando me enfrenté a la verdad, no cabía más remedio que aceptarla. Así que tarde mucho en tomar una bicicleta: la peor, la inglesa. La del canastito adelante y la chapa atrás. Para aprender verdaderamente a, por lo menos, mantener el equilibrio ante el inminente enemigo: la gravedad.
Lo mío era sueño y poesía. Algo, que por suerte no abandono. Estaba claro que ese aire romántico que me contagiaba no era lo suficientemente poderoso para hacerme vencer el miedo y montarme por fin a una rodado 16. Me tuve que conformar, inclusive hasta la pubertad, con que mis amigos me llevaran en el frío y tieso caño, haciendo un esfuerzo sobrehumano para soportar el doble peso del habitual. En fin.
De la película, muy poco. Se puede uno tomar el tiempo para tratar de hacer revisionismo, pero los esfuerzos son demasiados, al igual que aprender a montar una bicicleta. Las causas son nobles. El film está construido sobre las piruetas de los ciclistas, el resto queda librado al azar de los infortunios que los mismos se someten. Están los buenos que intentan escapar. Los malos que intentan atraparlos. Los personajes estereotipados: el canchero, la niña linda (en el debut cinematográfico de Nicole Kidman), el tontuelo, el malo desprevenido, el secuaz radical. Como mencioné, nada de lo que diga sobre esta película puede ser tomado en serio. Basta con sentarse a observarla (y hablo de observarla y no mirar, justamente) para que al rato uno se empiece a preocupar por lo que dejó de hacer.

TRAILER DE "BMX BANDITS"

0 crónicas póstumas: