"LEYENDA" (1985) Ridley Scott

TITULO ORIGINAL: Legend
DIRECCIÓN: Ridley Scott
GUIÓN: William Hjortsberg
REPARTO: Tom Cruise, Mia Sara, Tom Curry, David Bennent.
GÉNERO: Fantástico.
AÑO: 1985
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 89 minutos.

Lili es una bella princesa a la que le gusta pasear por el bosque encantado. Ella dice que va a ver a unos parientes, pero en realidad va a encontrarse con Jack, un extraño personaje verde. Mientras, una personificación del diablo intentará extender la noche eterna asesinando al unicornio de esas tierras. Aunque no parece que haya salvación, Jack y sus amigos se enfrentarán a él para salvar al mundo y a la princesa. (FILMAFFINITY)

Ridley Scott. Vivaz, provocativo, ecléctico, eléctrico. Sabe deslumbrar con la puesta en escena, con el laberíntico mundo que rodea a sus películas, con el solaz tratamiento psicológico que imprime a sus protagonistas. Siempre sumergido en abismos, siempre jugando a manejar los tiempos, a perderse en una nada cuando parece que todo está concluyendo. Sabe como moverse en el suspense y sabe, sin lugar a dudas, manejar la cámara en espacios gigantescos, sin libar nada al azar.
Ridley Scott se embarcó en esta megaproducción luego de su gran película “Blade Runner”, tratando de apuntar a otro público. Esta vez, la historia sería apócrifa, minimalista, irreal. Las hadas y los duendes dueños de un mundo mágico. Los ogros y demonios, naturalmente, los malos. Y el gran Ridley nunca defrauda. Sabe mostrar el detalle, el olor a hierba, la colina roseada de nieve, la lágrima congelada, el suspiro y sentir el calor del fuego que penetra. Lo sabe hacer de maravillas. La música de Jerry Goldsmith, tampoco defrauda. El encanto, la suavidad y el caos estaban servidos sobre una madera que sirve de mesa. Sin embargo, al verla nuevamente, hay algo que no termina de convencerme (digo esto ahora antes de arrepentirme). Esos sueños tan puros y reales caen como follaje seco ante el pobre guión. Esa magia que Ridley cautiva con los planos largos y los planos detalle parecen inútiles ante el lento avance de la historia.
Todo llega a su lugar, sin equivocaciones ni riesgos. En una suerte de adivino momentáneo, uno sabe que ocurrirá minutos después sin tratar de empeñarse demasiado. Ahí falla el guión. No se arriesga, no toma caminos equivocados, no elimina información demás, no se consustancia con sus personajes (aunque parezca todo lo contrario), se mueve en un especie de meseta inclaudicable.
Lo que mantiene viva la llama de esta película es el toque sensible y, a la vez, siniestro que le imprime Ridley a sus tomas, por el contrario, el guión intenta sabotearlo completamente.

TRAILER DE "LEGEND"

0 crónicas póstumas: