STAND BY ME



CUENTA CONMIGO

Dirección:
Rob Reiner
Guión:
Bruce A. Evans, Raynold Gideon. Basada en la novela “The Body” de Stephen King.
Reparto:
River Phoenix, Corey Feldman, Will Wheaton, Jerry O´Connell
Año:
1986
Género:
(según IMDB) Aventuras, Drama, Comedia.
Duración:
89 min.


Tenía pensado recrear las películas que le dieron sentido (de una manera cinéfila y superficial) a mi existencia, en un recuento. Quedará para dentro de poco. Pero lo cierto es que “Cuenta conmigo”, la aventura de cuatro amigos, que, aburridos de su vida pueblerina deciden buscar el cadáver de una niña muerta en las afueras, es una de aquellas inolvidables películas. En tono emotivo, “Stand By Me”, son trozos de la infancia perdida: que siempre vuelve en marejadas de llanto y nostalgia itinerante cuando se pierde la noción y cuando vemos el “progreso” (o involución) de nuestro ser crepitante. La película contiene fotografías en sepia de esos momentos: la verdadera libertad, la verdadera felicidad, otorgada gracias a la importancia de las relaciones amistosas, el libre albedrío.
La adaptación de la novela de (megarchinsoportable comercial) Stephen King, “The Body”, que a modo auto referencial condensa todo estos sentimientos traducidos en inocencia y espíritu libre. La película parte de una premisa (significativa o sin importancia), que podría ser el prólogo o epílogo de esta historia: Un escritor recuerda un episodio crucial en su paso de la infancia a la adultez. Lo transcribe con su ordenador y, al final, no guarda lo escrito en el disco duro porque es un recuerdo que tiene grabado en el corazón. Lo importante, es la acción en este caso, el simple juego y la camaradería reinante, el instante fotogramático de ese momento de amistad y libertad.


0 crónicas póstumas: