24. STEVIE NICKS


Por mucho tiempo, Stevie Nicks le puso armonía y sincretismo a Fleetwood Mac, entonando baladas profundas; canciones de una contundencia insospechada. Luego, en los ochenta, como muchos de sus colegas, se dedicó al éxito comercial, a la canción pegadiza en los altoparlantes hasta el hartazgo. Eso hizo madurar la fruta musical hasta el estado de putrefacción. La reflexión de su voz se hizo moneda corriente. Era común escuchar voces típicas, emulas afinaciones, clones. Haciendo que Stevie se perdiera en los vinilos, en las tristes noches de melancolía.
Pasado el tiempo, cada vez que se vuelve a encender la melodía de Fleetwood, allí está Stevie con su canto enjundioso, transmitiendo una oscura sensación de cosas perdidas, de barahúndas retenciones sentimentales. Solfeando mentiras al mitológico Rhiannon en canciones de amor a Sara.

1 crónicas póstumas:

Anónimo dijo...

This article is really a pleasant one it helps new net
viewers, who are wishing in favor of blogging.



Have a look at my weblog - sell house property quickly