19. AMY LEE


La niña gótica juega y se pasea por el escenario.
La niña gótica grita. No. No grita. Canta en tono soprano.
La niña gótica viste las vestiduras victorianas de la abuela, los zapatos de cuero hasta la rodilla y se envuelve en tules, harapos, corset.
La niña gótica enmarca sus profundos ojos celestes con pinturitas negras.
La niña gótica sabe cantar. Y ni los saltos, ni las corridas arremeten contra su voz. La mantiene sostenida en un avance perfecto.
La niña gótica está de espaldas, tirada sobre el piano, en posición imposible y aún así, canta.
Modelo perfecta de preadolescentes sin rumbo (aunque miren MTV). La niña gótica canta en Evanescence inflexiones tan altas que por primera vez uno sienta que el poder del heavy metal proviene de su estómago.
La niña gótica sabe lo que hace.


1 crónicas póstumas:

JOSE LUIS MERCADO dijo...

lista bizarra pero genial; por cierto, no había visto a Cat Power tan bonita...