6. SEX PISTOLS (apartado SID VICIOUS)




En un estado de anarquía pura, el mundo revolucionado. En el viejo continente, los viejos vinagres gobernaban y suprimían la voz de la juventud que en bares se reunía buscando un lugar de pertenencia. Corrían los finales de la década del ´70 y esos jóvenes, soslayados a la marginalidad fueron pilar fundamental para que desde lo subterráneo se gestara el punk como grito de rebelión, como fuerza revolucionaria desde el fondo de la civilización. No es música que se precie por su condensado y extensivo tratamiento sino, que refleja ese grito en compases furiosos, anárquicos, desatados. Los Sex Pistols, íconos de esa época retrataban ese movimiento con poder, furia y autonomía en contra del aparato sistemático que oprimía a la juventud. Sus épicos conciertos en antros era la excusa valedera para derrotar utópicamente al conservadurismo inglés. Esta actitud también fue adaptada a la vida, que existencialmente demostraría un fiel comportamiento anti-sistema.

Todo perfecto y bonito hasta acá. Ahora, Sid Vicious, bajista de la banda conoció a Nancy Spungen, una groupie adicta a la heroína y esto fue el catalizador para que Sex Pistols terminara. Una suerte de Yoko Ono sajona y desprolija. Altamente influenciado por los concejos de Nancy, Sid Vicious llevó su carrera hacia la decadencia. Su cuerpo que ya no resistía a los abusos de una gran variedad de drogas, terminó convirtiendo a Sid en un rockstar, algo que paradójicamente, los Pistols estaban en contra. De esta manera, grabó un puñado de temas en solitario que rozaban la vergüenza y el estupor popular, donde lo chabacano y fútil era moneda corriente.


Anarchy in the UK

ALBUM: Nevermind the Bollocks, Here´s Sex Pistols

Something Else

ALBUM: Single Sid Vicious

0 crónicas póstumas: