11. ROGER DALTREY




Montadas en un caballo que levita hasta llegar al cielo, las superestrellas se creen mucho más de lo que terrenalmente pueden ofrecer. Es así, que no importan los límites, las alturas, ni los estados para cumplir sus caprichos de manera momentánea, sin importar tampoco, los resultados. Roger Daltrey el mítico cantante de The Who, demostró que solamente era el cantante de The Who al lanzar su carrera solista. Si bien tiene un par de aciertos musicales en los discos inmediatos a la separación de su banda, después se encargó de tirar a la basura toda su intachable carrera al frente de una de las bandas más influyentes de la historia del rock.

No sólo se creyó poderoso para largarse como solista sino que obedeciendo sus caprichos, el director Tom Clegg lo lanzó al mundillo cinematográfico y, como si fuera poco, le dio el rol protagonico de una película (McVicar) que también lo tuvo como productor, participación como guionista y además, realizó toda la banda de sonido. De allí, se rescatan canciones que mantienen una premisa esencial: el errante paso entre el sonido de The Who y la imposibilidad que encontró Daltrey al no tener cerca a Pete Townshend. ¿El resultado? Azucarados y pomposas canciones que desfilan ofreciendo nada más que un rato ameno. Daltrey, te llevaste un uno.

Pinball Wizard (con The Who)

ALBUM: Tommy

Without your Love

ALBUM: McVicar (Soundtrack de la película homónima)

0 crónicas póstumas: