5. PAUL MCCARTNEY




El respeto que siempre evocan figuras de un tamaño artístico insuperable es una suerte de muralla difícil de cruzar cuando uno tiene que pronunciar un esbozo de crítica. Paul McCartney genio creador de la mejor banda de la historia es una figura que imparte respeto al referirse a sus asuntos. Desde la lejana separación de los Beatles ha tratado siempre de apartarse de esa suerte de karma que lo perseguía en cada uno de sus discos. A lo largo de su carrera como solista nos ha entregado grandes performance y por supuesto, discos malos, que aún así no escapaban de su esencia, de su postura.

Pero el quiebre se originó con la salida del primer sencillo de “Thriller” el disco de Michael Jackson, el más vendido de la historia. Donde en plan de dueto, ambos intérpretes se disputan el amor de una chica mediante replicas, reproches y el típico “quien la tiene más grande”. Una vomitiva mezcla de canción de cantina donde parece ser pronunciada por dos borrachines que intentan levantarse a una colegiala. De terror.


Live and Let Die (con Wings)

ALBUM: Soundtrack James Bond “Live and Let Die”


The Girl Is Mine (con Michael Jackson)

ALBUM: Thriller

0 crónicas póstumas: