12. GEORGE HARRISON




El talento de los Beatles, el invisible hombre que coordinaba una increíble destreza musical y que aportaba desde el silencio, el sutil arte, la forma más adecuada para las canciones de los escarabajos. Siempre solapado por el carisma de Lennon y la grandilocuencia de McCartney, Harrison se las pergeñó para destacarse, para no morir sepultado por el estigma.

Post separación, se ha vuelto un trovador, a ritmo de blues, demostró que sin su presencia los Beatles no eran más que otra banda de pop pegadizo. Lo demuestra en su extensa discografía como solista, desde un marcado sello musical y sobretodo, en la indiscutible pluma, impresión poética en sus canciones.

Los ochenta han sido muy raros para estos increíbles músicos. Víctimas del traspaso generacional, tenían que ingeniársela para poder subsistir en un mundo musical que combinaba nuevos géneros, masivos, y el pop bailantero, pegadizo, presente en innumerables bandas de la época. De esa manera, influenciado por esos ritmos, estos genios tuvieron que devolverles a las grandes productoras hits en oferta. George Harrison no estuvo exento del traspaso y se tuvo que inventar en 1987 el disco “Cloud Nine”, donde el éxito de “Got My Mind Set on You” lo llevó de cabeza a las radios comerciales de todo el mundo y al paso de baile en las discotecas.


Something (con The Beatles)

ALBUM: Abbey Road

Got My Mind Set on You

ALBUM: Cloud Nine

0 crónicas póstumas: