8. GENESIS




Si se pudiera erradicar de los seres humanos lo ridículo, lo vergonzoso. Posiblemente, Phil Collins, Mike Rutherford y Tony Banks desaparecerían de este plano existencial para habitar un mundo gaseoso, donde lo único que los mantiene vivos es la vergüenza. Lo que han hecho con Genesis a lo largo de su trayectoria es simplemente decadente.

Llevando al extremo esta aprehensión por la música pop, denotó que realmente era Gabriel y Hackett los estandartes de la banda, los grandes poetas, los grandes músicos, reduciendo al trío que soportó estoico el advenimiento del tiempo a cambiar de perspectiva musical. Pero chicos, el camino elegido fue el peor. Es cierto, que Genesis es más recordado por su etapa cuantitativa, donde acumuló discos y discos colmados de éxitos, que hizo olvidar a lo hecho entre el ´63 y ´75. Pero para quienes gustamos de las hermosas sinfonías, los excelentes arreglos y el extenso tratamiento artístico es una escupida a la cara, un insulto imperdonable. Juzguen ustedes.


I Know What I Like (In your Wardrobe)

ALBUM: Selling England by a Pound (con Peter Gabriel)

I Can´t Dance

ALBUM: We Can´t Dance (con Phil Collins)

0 crónicas póstumas: