Puesto 88. "Untouchables" (2003) KORN


El metal tiene varias aristas, demasiadas diría yo. De la piedra fundacional que colocaron Black Sabbath se desprendieron millones y millones de subgéneros que son conocidos de variadas formas y distinciones, casi como el peronismo. El metal dio origen a fin de la década del ´90 a un subgénero llamado Nü Metal. Un subgénero caracterizado por la incorporación de nuevos estilos musicales como el hip-hop, el grunge, el funk y con canciones más melódicas, sin llegar a ser metal melódico (si, otro subgénero). A partir de la creación de este estilo nacieron bandas como Limp Bizkit, Linkin Park, Staind y Slipknot, entre otros. Todos de una vocación, casi demencial, de corte comercial. Pero entre todas estas bandas quien sobresale por aspectos artísticos más elevados es Korn. Una poderosa banda de California que combina los ritmos antes citados con un amplio espectro sonoro, en la búsqueda por dar al público un contaminante aire de distorsión y reflexivas letras.
“Untouchables”, el quinto disco de la banda, sorprende por una extensa búsqueda a través de sonidos que distan mucho con lo de sus antecesores álbumes. La incorporación de bases electrónicas, arreglos de cuerdas y los variados efectos de guitarra, devuelven una sensación de que han encontrado el camino en cuanto a sello característico se refiere. Es este disco el que aloja a Korn en este ranking, gracias al intenso poder de sus canciones, a lo combativo y esforzado de su lírica, y sobretodo, por la gran amplitud vocal que demuestra Jonathan Davis, su cantante, demostrando que no sólo se trata de una banda de Nü Metal que hacen ruido para perturbar la cabeza de las madres preocupadas por sus hijos.
De 1 a 10: 7 puntos.

0 crónicas póstumas: