Puesto 77. "Youth and Young Manhood" (2003) KINGS OF LEON


Una débil pero consistente fusión entre el rock primitivo y el country texano. De esta manera, Kings of Leon presenta su contundente primer disco. Siguiendo la línea de bandas tan parecidas y tan disimiles entre si como The Strokes, The Hives y Matchbox 20; la banda arremete con un rock and roll violentamente sutil. Cruzando una invisible línea de hermandad entre las semillas que plantaron Billy Holiday, Elvis Priestley y Little Richards, con el punk primitivo de Buzzcocks o Sex Pistols. Es un disco que nos conduce por una ruta sureña siendo participes de una caravana motoquera atravesando con toda la fuerza posible variantes, cambios de ritmo. En esencia pura, un aglutinamiento de sonidos con fuertes bases en la guitarra y un sin parar de vocablos inteligibles, que expresan con difusa sobriedad la concatenación de argumentos más que sólidos para transformar a “Youth and Young Manhood” en el disco imprescindible de esta banda de Tennessee.
Es una obra que presenta diestra habilidad para congeniar una catarata de canciones que mantienen una línea estética de diversa matemática pero con fuertes influencias en lo primitivo de la música folckórica estadounidense.
De 1 a 10: 7 puntos.

0 crónicas póstumas: