Puesto 72. "Neon Bible" (2007) ARCADE FIRE


Concepto, innovación, descubrimiento. Un velo tenue tras la despiadada cara del monstruo roquero, camino al profundo mundo de las tinieblas, conducidos por esta polifónica banda de Montreal. Arcade Fire es una conceptualización de la música de hoy. Combinando un abanico de múltiples sonidos que complementan a los tradicionales, logran así un estilo de rock barroco, de oscura temática, de sensaciones dispares. En “Neon Bible”, segundo disco de la banda, dan vida a una profunda temática abordada desde aspectos más que destacables, pues, los arreglos sinfónicos llevados a través de instrumentos de cuerda, viento y percusión dan la impresión de que son sonidos enviados desde el más allá, desde el averno más profundo.
Un incatalogable género que recrudece en cada tono, en cada nota. Es una impronta que más allá del lugar al cual nos transporta y nos contagia sensaciones, está encarada desde una forma electrizante, artísticamente variable. Los arreglos lo son todo, brindándonos, por ejemplo, canciones que parecieran salir de ultratumba combinadas con alegres tonalidades a través de trompetas. Este disco tiene un devenir contrastante, aplicado desde la química, llegando a la materia, obteniendo una monstruosa forma musical.
Para dejar un pequeño panorama de lo que es Arcade Fire, podríamos compararlo con influentes bandas de los ochenta de temática oscura, The Cure, Bauhaus o Siouxie and the Banshees; mezclado con un contrapunto notorio de bandas que contagian justamente lo contrario, Talking Heads, Happy Mondays o Television. Este disco nos entrega ese constante contrapunto, una sensación de idas y venidas a través de una llevadera y marcada esfera musical.
De 1 a 10: 7 puntos.

0 crónicas póstumas: