Puesto 69. "Audioslave" (2002) AUDIOSLAVE


Rock garantizado. Uno de los pioneros grupos de este milenio en armar una pequeña selección de talentos y ponerlos al servicio de la música, Audioslave, en este disco homónimo se despacha con una revitalizante, corrosiva y demoledora mezcla de sensaciones que reavivan la débil llama del hard rock, del grunge, del punk.
Si juntamos a Tom Morello, guitarrista de los maravillosos Rage Against the Machine. Un tipo que alterna excelentes técnicas con sonidos característicos que emulan o reemplazan a sintetizadores, pianos hasta instrumentos de percusión. Con Chris Cornell, un carismático e influyente músico de los noventa, dueño de una voz excepcional. Y secundados por otros dos Rage Against the Machine, la lógica da una superbanda con temas aplastantes de principio a fin.
De hecho, su primer disco logró vencer las expectativas sembradas ya que devuelve un poderoso sonido, con potencia deslumbrante y cimentada en la vieja esencia de las bandas del hard rock. Y “Audioslave” de 2002, es sólo eso, aunque pareciera poco. Una gran conjunción de los sonidos despachados de la guitarra de Morello, los altos tonos de Cornell, un puñado de baladas candentes y lo demás es puro poder, velocidad y ritmo.
Después le sucederían dos discos más que da como resultado una pobre estética, reiterativa y desafortunada.
Alejados de la veta combativa, de la militancia política, Morello, Commerford y Wilk se separaron de Cornell para ¿volver? Con RATM, por favor que eso suceda. Mientras tanto nos dejaron este disco de pleno disfrute.
De 1 a 10: 7 puntos.

0 crónicas póstumas: