Puesto 53. "Songs for the Deaf" (2002) QUEENS OF THE STONE AGE


Desde las entrañas de la desértica California surge un movimiento de devoto culto, de etimología marihuanera, prevaleciendo como uno de los estandartes de la nueva era, donde rescata lo más crudo, sustancioso y pesado del hard rock; pero también con sentada base en el psicodélico rock de principio de los setenta, nace el stoner rock. De este subgénero emparentado con el viejo grunge noventoso, surge Queens of the Stone Age. Una banda californiana de marcada tendencia poderosa, conjuga ritmos y melodías de alta definición con pesimistas letras. En “Songs for the Deaf”, hasta ahora el mejor disco lanzado por la banda, se dieron el lujo de sentar a Dave Grohl de nuevo en la batería luego de la separación de Nirvana diez años antes. Congeniando un disco intenso, duro, eficaz, logrando el éxito y reconocimiento mundial gracias a canciones como “Go With the Flow” y “No One Knows”. Comandado por un extraño Joshua Homme, se destaca por la impresión de un estilo propio, duro en los riffs de guitarra y psicodélico en los solos, su habilidad y originalidad es notoria, destacándose como uno de los puntos más sobresalientes de este disco.
Al escuchar “Songs for the Deaf” uno es consciente hacia donde este estilo marcado nos puede conducir, hacia lugares extremos de desolación y de álgido refugio, a un sinfín de sonidos contundentes a través de los riffs de guitarra y batería que se repiten de manera sincopada.
Una buena muestra de este género en plena ebullición.
De 1 a 10: 8 puntos.

0 crónicas póstumas: