Puesto 46. "In Between Dreams" (2005) JACK JOHNSON


La premisa es simple. Un tipo sentado en una banqueta, guitarra acústica en mano trasladando a través del diapasón y de su prosa las leyendas de una vida amena en las costas de Hawaii.
Un relato de un surfer retirado por problemas físicos devenido en músico es lo que se presenta al escuchar a Jack Johnson. Las canciones van pasando sin dejar entre nosotros algo que quede impreso en la inmortalidad de las notas. Pero sobrevuela una sensación, extraña por cierto. La necesidad de volver a escucharlo. Una, dos, tres veces más. Y en ese momento, a medida que transcurren las horas en esa pasividad donde nos traslada Jack, vemos que es posible disfrutar gustosamente de esos ratos.
Canciones que evocan imágenes: una estadía pacífica en un entorno marino, nuestra vista y mente posados en el horizonte tras el flujo de las olas. Es realmente donde esta combinación de sensaciones austeras y sedantes nos hace dar cuenta de lo que el artista nos quiso evocar. Es, ni más ni menos, que su vida reflejada en su obra. Y es, a su vez, lo que necesitamos de vez en cuando para salir de un hospicio agobiante y aniquilador. La calma que pocas veces encontramos en lugares como estos, donde los humanos nos apilamos.
El disco, tanto como el artista, no se esfuerza en superarse por ser una obra fundamental en los anales de la música universal, pero logra un cometido funcional, práctico, que es comparable con esos pequeños momentos, fotográficos, en los que uno no desea nada más.
De 1 a 10: 8 puntos.

0 crónicas póstumas: