Puesto 45. "Tasty (compilado)" (2006) PLASTILINA MOSH


Si bien no es un disco con canciones originales grabado en estudio sino que se trata de una recopilación, esta vez vamos a hacer una excepción por un solo motivo. Lo mejor de Plastilina Mosh se reúne en esta compilación que permite sorprender, entretener y seducir desde su innovador sonido.
“Tasty” es un collage de ritmos histriónicos, distorsionados, confusos, en una ensalada que parece guiarlos hacia un excelente camino estético, creando una caricatura de única música universal. Esa fusión de ritmos latinos, funk sucio y hasta canciones de cuna, comienzan a conectarse, interrelacionarse de una manera poco caprichosa generando una línea auditiva poco convencional que imprime en Plastilina Mosh un sello único. Acompañado del coro deforme de sus cantantes.
A partir de esa línea, este dúo de Monterrey, México, solventa en esta estructura musical una estética que borda con lo sexual, lo glamoroso, lo chic. Abordado desde una postura ganadora, canchera que contrasta particularmente con la imagen de perdedores de sus integrantes. Gracias a esta estética, Plastilina Mosh funciona como alter-ego del dúo, permitiéndoles decir y hacer lo que en otras consecuencias obvias nunca podrían funcionar. Con una prosa descontracturada, hasta graciosa, la banda unifica en sus canciones letras a favor de la unión latinoamericana, críticas a la sociedad de consumo y se da el lujo de dedicarle una canción al culo.
Un buen despilfarro de talento aplicado al servicio de la música, una joya para no perderse.
De 1 a 10: 8 puntos.

0 crónicas póstumas: