Puesto 17. "Franz Ferdinand" (2003) FRANZ FERDINAND


Poder en estado de ebullición constante, suciedad empaquetada en finos trajes, en clásicas melodías desprolijas. Esta banda escocesa nos entrega este increíble disco debut, bajo una sola y exclusiva premisa: diversión. El punto fuerte es el cambio de ritmo constante, penetrante, explosivo, mediado por un sonido parejo que coincide con la lógica estética de la banda. A niveles superlativos, estos cuatro músicos liderados por Alex Kapranos, despliegan talento a partir de una sólida manipulación de los instrumentos.
En una era pop, bailable, efímera, superficial, Franz Ferdinand redefinió este concepto aportándole a este estilo ciertas dosis de rock encrudecido por unos melodiosos arreglos de guitarra. Lo que hacen es emular un cierto estereotipo de banda cliché, perfeccionándola, con postura, creatividad y arraigo se mofan de esa realidad con sórdida vehemencia en el que trasciende la música y no la imagen.
En su primer disco se nota claramente el germen de una evolución que se fue dando con el correr del tiempo, perfeccionándola crearon una banda con sello distintivo. Pero, sin dudas, este es el disco de más impacto por la innovación musical y libertad creadora.
De 1 a 10: 9 puntos.

0 crónicas póstumas: