Puesto 14. "Lemonjelly.ky" (2000) LEMON JELLY


Puede sonar a la banda de sonido de una película de tinte psicológico. Puede sonar a música funcional de una sala odontológica. Puede sonar a música para ascensores. Puede sonar a música hecha para las aerolíneas. Puede sonar a muchas cosas, pero solo suena a Lemon Jelly.
Una original idea del multinstrumentista Nick Franglen y el DJ-Diseñador Gráfico, Fred Deakin, un dúo londinense de gran convocatoria en el submundo culto de la música electrónica.
Cuando uno se presta a escuchar un disco de Lemon Jelly, puede quedar dubitativo ante lo que se presenta. Sobretodo cuando vemos la variación de sus sonidos, que combinan una expresiva música digital con acartonadas grabaciones de antaño impresas sobre el vinilo. Esta innovadora propuesta les valió al dúo considerarse entre el selecto grupo que crea, ambienta y distribuye música para disfrutar con todos los sentidos. Desde sus conciertos en vivo, donde proliferan las imágenes que se van reproduciendo en perfecta sintonía con las canciones, hasta las relajantes y estimulantes sinfonías de sus discos, perfectas para escuchar en el sofá de casa, entre la acústica y la tecnología más feroz.
De rótulo IDM (intelligent dance music), combina una paleta de glamorosos, itinerantes y excelentes sonidos que resucitan el espíritu, entre el chillout, el house, lo experimental, el jazz. Lemon Jelly segrega algarabía en estado puro, optimismo, seducción.
“lemonjelly.ky” es una sucesión de imágenes en technicolor, climas elegantes, envolventes y refrescantes. Es una efímera aventura, una recreación de un mundo donde lo digital y lo orgánico se dan la mano para crear un estado puro de optimismo.
De 1 a 10: 9 puntos.

0 crónicas póstumas: