7. The Blower´s Daughter - Damien Rice. CLOSER (2004)

Repetitivo estribillo, amor en condena. Lágrima fácil, chorreada en vano. Las complicidades de una cortina de humo que no dejan ver la esencia de los seres. Es la espesa capa que soporta las inclemencias de los tiempos, de amor colérico, gracias Gabo. Esta canción nos transporta hacia la deprimente visión de las cosas, lo vulnerable del ser en expresiones románticas nulas.
La hermosa cara de Natalie Portman atravesando la multitud londinense, su ceja arqueada, la mirada cómplice y no puedo sacarte los ojos de encima. La profunda mirada del recrudecimiento espiritual, volátil, hoy si, mañana no. Y el mundo sigue rodando en torno a esos congelados segundos donde parece avivarse algo en nuestro cuerpo. Un segundo de respiro.

0 crónicas póstumas: