8. Take my Breath Away - Berlin. TOP GUN (1986)

El amanecer cae sobre la persiana americana, el cuerpo jadeante de un joven Tom Cruise se doblega entre las sábanas en acto amatorio con Kelly McGillis. Cortina de fondo “Take My Breath Away”. Tíldenme de cursi, pero el cine, a veces, nos entrega esos pequeños momentos en los cuales no podemos despegar los ojos de la pantalla y, es cuando se transforma en analogía, en muchos casos, o en otros, deseo. “Hola nena, soy tu Maverick y piloteo este avión hacia tu corazón. Tengo un palo en el banco y unas RayBan que me calzan a la perfección”. Después de eso, la balada ochentosa se hace presente y lo hace todo por si sola. Como decía Jorge Doritos: “Que vuelvan los lentos”.

0 crónicas póstumas: