Cinemúsicacinemúsica

La fusión exacta entre cine y música. Entrando por nuestras neuronas, conectadas en solfa para destruir nuestra conciencia, conmoviendo, extasiando, paralizando el sentido. Memorias, instántes, lugares, vuelta atrás, desandado camino. Muchas veces las canciones nos hacen acordar a una mágica escena de una película, o a la película en sí. Luego, esa mismo film nos remonta a un lugar en el tiempo vivido, un instánte, aquel contexto anhelante, la vuelta a un momento fotográfico.

A partir de este momento, transitaremos por las canciones (no bandas de sonido) que representan fielmente la esencia del film. No es el mero hecho de transcribir lo que la canción es, sino lo que representa y como interactúa con la película.
Cabe decir, que todas las canciones son conocidas por el film y luego trascendieron en el mundillo musical. Pero antes que nada, son perfectos marcos para construir nuestra mirada hacia aquella película que atesoramos entre la retina y la conciencia.

Le mando un beso grande, grande. IMFREAKALOT

0 crónicas póstumas: