Puesto 96. "St. Anger" (2005) METALLICA


Desde una mirada racional y objetiva, Metallica es una de las grandes bandas de la historia. Con sus puntos altos y bajos, siempre logra convertir sus discos en exponentes del heavy metal. Pero más allá de lo que Metallica representa para el rock mundial, tiene lugar a cualquier tipo de crítica.
Luego de la controversial salida del histórico bajista Jason Newsted y la incorporación de Robert Trujillo, la banda lanza al mercado en 2005, “St. Anger”. Un disco que intenta volver a las raíces perdidas por la banda luego de los rotundos fracasos musicales de “Load”, “Reload” y “Garage Inc.”, donde se podía observar un decaimiento en la mística metalera de la banda, prevaleciendo el éxito comercial por sobre las canciones extensas donde la búsqueda artística e intelectual lo era todo. Este disco, con todos sus matices y altibajos es la vuelta de Metallica al ruedo. Canciones explosivas, rutilantes, estentóreas, que revitalizan la menoscabada imagen de la banda. Es, sin lugar a dudas, la rehabilitación de Metallica como concepto musical, un despilfarro de brutal furia a través de un par de canciones que recrean los mejores tiempos. Igualmente, este disco permanece muy alejado todavía de las mejores obras de la banda “Master of Puppets” “Kill´em All” o “…And Justice for All”, porque no encuentra la llave mágica que abre las puertas del lugar que contiene la vieja esencia de Metallica. Quizás sea porque el metal no es para cincuentones, pero esa idea carece de argumentos cuando vemos a Bruce Dickinson u Ozzy Osbourne sobre el escenario. Pero, aunque no sea como aquellos discos, es una pequeña llama encendida que ilumina el camino hacia el redescubrimiento musical.
De 1 a 10: 6 puntos.

0 crónicas póstumas: